SOBRE NOSOTROS

La historia del Grupo Mónico nace de un sueño. Un sueño que comenzó a fraguarse en 1940 en Nueva York, cuando Carlos Albert, hijo de los marqueses de Alhucemas, quedó fascinado por el legendario restaurante “Del Monicos”, uno de los primeros restaurantes de lujo en Estados Unidos. Aquel sueño se hizo realidad meses después con la apertura de Mónico, un hermoso salón de té en el corazón de Madrid. Un pequeño negocio familiar. Y uno de los lugares más concurridos por la burguesía madrileña después de la guerra.

Más tarde, en 1963, los hijos de su fundador decidieron ampliar el negocio abriendo las tiendas Mónico, que se distinguían por la elaboración de productos con ingredientes 100% naturales y su servicio a domicilio. Y es en 1996 cuando se inaugura La Casa de Mónico, una de las primeras fincas de eventos y catering de Madrid, que muy pronto comenzó a acoger las bodas más importantes de la Comunidad.

El Cortijo de Mónico, en la zona noroeste de Madrid, se unió años más tarde para ampliar la oferta del grupo gastronómico manteniendo el mismo nivel de atención y exclusividad.

A comienzos de este año inauguramos nuestra nueva finca, El Soto de Mónico. Ubicada en un entorno único rodeado de un bonito campo de pistachos y a tan sólo media hora de Madrid, dispone de gran capacidad para celebrar bodas y eventos corporativos.

Hoy queremos poner a tu alcance nuestros 75 años de experiencia para ayudarte a que seas tú quien escribas parte de tu historia con nosotros.